Más fibra para recuperar la biodiversidad microbiana

Creado El 16 mayo, 2016 | 0 Comentarios

Más fibra para recuperar la biodiversidad microbiana

La evolución de la dieta occidental ha traído consecuencias que llegan también a nuestro organismo. Por eso, científicos de la Universidad de Alberta defienden el aumento estratégico de la ingesta de fibra dietética como un camino hacia la recuperación de la biodiversidad microbiana. Es lo que se denomina “brecha de fibra”: el consumo de fibra dietética recomendada se ha reducido a la mitad por parte de la mayoría de occidentales. Esto supone un problema, ya que este alimento es la fuente principal de nutrición accesible para las bacterias intestinales en los seres humanos. Dicha pérdida puede estar relacionada, también, con nuestra salud inmunológica y metabólica. “La idea de aumentar los niveles de fibra no es nueva. Sin embargo, el agotamiento del microbioma añade una nueva perspectiva a esta dieta occidental baja en fibra que estamos consumiendo actualmente”, señala Jens Walter, de la Universidad de Alberta. La recomendación que viene de la Universidad canadiense sigue lo que la Universidad de Stanford (EEUU) advertía hace unos meses: en un estudio con ratones, se comprobó que estos animales alimentados con una dieta occidental típica (alta en grasas y carbohidratos y baja en fibra) contaban con una menor diversidad de especies de microbios beneficiosos transferidos a las generaciones futuras. “Hay una gran cantidad de evidencia epidemiológica de que la fibra es beneficiosa y productos alimenticios que contienen fibra dietética contienen declaraciones sobre sus propiedades saludables tanto para el cáncer de colon como la enfermedad cardíaca coronaria aprobadas por la FDA”, añade Walter. “El problema más acuciante en este momento es que ni el consumo de fibra en la sociedad ni las dosis utilziadas en la investigación clínica son lo suficientemente...

Leer más »

Una dieta rica en grasas altera el sueño

Creado El 9 mayo, 2016 | 0 Comentarios

Una dieta rica en grasas altera el sueño

Una dieta sana no sólo debe realizarse con el objetivo de adelgazar, sino que una dieta sana y un estilo de vida saludable ayudan a que nuestro cuerpo funcione como el engranaje perfecto que es. Se ha comentado ya en otras ocasiones la estrecha relación que existe entre sueño y dieta y un estudio que ha realizado la Universidad de Adelaida, en Australia, lo vuelve a confirmar: las personas que tienen una dieta rica en grasas tienen mayor somnolencia durante el día, problemas para dormir por la noche y más riesgo de sufrir apnea del sueño. Para llegar a esta conclusión, se tuvieron en cuenta los datos de más de 1800 hombres de entre 35 y 80 años, quienes tuvieron que compartir sus hábitos de sueño y dietéticos durante 12 meses. Se vio que el 41% de los participantes experimentó problemas de sueño por el día, un 47% advertía de una mala calidad del sueño nocturno y, lo que es más, un 54% presentaba apnea del sueño de moderada a leve. El resultado, tras tener en cuenta factores como demografía, hábitos de vida o enfermedades crónicas y observar estos datos, determinó que las personas con una alimentación más rica en grasas “eran más propensas a sufrir una excesiva somnolencia diurna”, señala la autora de la investigación Yingting Cao. “La falta de sueño y la somnolencia diurna es un reflejo de que tienen menos energía, y esto a su vez aumenta las ansias por una mayor ingesta de grasas. La mala alimentación y los problemas de sueño se convierten en un círculo vicioso“, comenta la investigadora. “Comer mejor (también) para dormir mejor por la noche”. Más información La calidad de la dieta influye en el sueño Dormir menos te hace comer más...

Leer más »

Las personas vegetarianas, más susceptibles de padecer enfermedades del corazón y cáncer de colon

Creado El 3 mayo, 2016 | 0 Comentarios

Las personas vegetarianas, más susceptibles de padecer enfermedades del corazón y cáncer de colon

Ser vegetariano no es ser más sano, y de hecho hay enfermedades que se está demostrando que surgen precisamente de ese estilo de dieta. Según un estudio que ha realizado la Cornell University de Nueva York, en Estados Unidos, la dieta vegetariana ha dado lugar a una mutación que, al presentar desequilibrios en omega-6 y omega-3, puede provocar que las personas sean más susceptibles de inflamación y, por tanto, hay un mayor riesgo de enfermedades del corazón y cáncer de colon. Este trabajo es el primero de investigación evolutiva que traza una mayor frecuencia de una mutación particular en una población principalmente vegetariana. En este caso compara a los habitantes de Pune, en India, con un 70% de personas vegetarianas, con los de Kansas, en Estados Unidos, una población tradicional que come carne (menos del 20% vegetarianos). Se utilizaron los datos del 1000 Genomes Project para llegar a una conclusión: la dieta vegetariana, durante muchas generaciones, puede haber llevado a una mayor frecuencia de una mutación en la población india. Más concretamente se trata de la mutación rs66698963 que se encuentra en el gen FADS2. Esta mutación es una inserción o deleción de una secuencia de ADN que regula la expresión de dos genes, FADS1 y FADS2, claves ambos para hacer grasas poliinsaturadas de cadena larga. Entre estas grasas se encuentra el ácido araquidónico, principal culpable del riesgo de enfermedades de corazón, cáncer de colon y otras patologías relacionadas con la inflamación. Esta mutación puede producirse en poblaciones que se alimentan principalmente a base de dietas vegetarianas y comunidades que tienen acceso limitado a dietas ricas en grasas poliinsaturadas (pescados grasos sobre todo). “Con poca comida animal en la dieta, los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga deben fabricarse metabólicamente a partir de precursores PUFA de las plantas”, explican los autores del trabajo. “La demanda fisiológica de ácido araquidónico, así como ácidos grasos omega-3 EPA y DHA, en los vegetarianos parece haber favorecido la genética que sustenta la síntesis eficiente de estos metabolitos clave”, añaden, y continúan: “Los cambios en el equilibrio dietético de omega-6 y omega-3 pueden contribuir al aumento de las enfermedades crónicas observadas en algunos países en...

Leer más »