Controlar la hora de dormir de los niños ayuda a que no sufran obesidad de adultos

Creado El 22 julio, 2016 | 0 Comentarios

Controlar la hora de dormir de los niños ayuda a que no sufran obesidad de adultos

Sabemos que entre los hábitos saludables está el dormir las horas correctas, y sabemos también la importancia de inculcar a los niños rutinas para conseguir llevar una vida sana. Un estudio une estos dos factores: ser estrictos a la hora de fijar una hora temprana de dormir a los más pequeños podría ayudar a que, de adultos, no sean obesos. Es más, aquellos en edad preescolar que se acuestan después de las 9 pueden ser dos veces más propensos a sufrir obesidad que los que se van a dormir antes. Los investigadores, de la Universidad Estatal de Ohio, observaron datos de 977 niños con una edad media de 4 años y medio a principios de 1990, con horas de dormir clasificadas en tres grupos: a las 20.00 o más temprano, entre las 20.00 y las 21.00 y más tarde de las 21.00. La mitad de estos 977 niños se iba a dormir entre las 20.00 y las 21.00, mientras que el número de niños que se iba a dormir antes o después de esas horas se dividía a partes iguales. Después, con alrededor de 15 años se comprobó si eran obesos, y se observó que sólo el 10% de los niños que se iba a dormir más pronto sufría obesidad de adolescente. Del grupo que se iba a dormir entre las 20.00 y las 21.00, el 16% sufría obesidad. Y, por último, en el grupo que dormía más tarde de las 21.00, el 23% sufría obesidad. Eso no es todo. En el estudio, también se miró cómo madre e hijo pasaban su tiempo antes de acostarse, y descubrieron que los niños que se iban a la cama más tarde y que, además, sus madres estaban menos involucradas antes de acostarse tenían mayor riesgo de obesidad más adelante. Con estas conclusiones, la principal investigadora, Sarah Anderson, hace un llamamiento a los padres: “Esto refuerza la importancia de establecer una rutina antes de...

Leer más »

La epicaquetina: El flavonol del cacao que reduce la mortalidad

Creado El 18 julio, 2016 | 0 Comentarios

La epicaquetina: El flavonol del cacao que reduce la mortalidad

Está demostrado una y otra vez: el cacao es beneficioso para la salud. Un nuevo estudio nos ofrece un dato más: la epicatequina, un flavonol muy abundante en el cacao, podría reducir casi un 40% el riesgo de mortalidad por enfermedades coronarias. La investigación, realizada por la Wageningen University (Países Bajos), tomaba un grupo de 774 hombres entre 65 y 84 que consumía de media entre 7.7 y 15.2 miligramos de epicatequina, principalmente procedente del cacao durante 15 años. Los resultados mostraron que el riesgo de mortalidad por enfermedad coronaria era un 38% más bajo en aquellas personas que habían tomado mayor cantidad de este flavonol. Eso no es todo: además, se comprobó que las personas que más tomaban epicatequina tenían un 46% menos de riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular, excepto en aquellos casos de personas que tuvieran patologías. “El alto contenido en flavonoles del cacao explica que el consumo de este alimento estimule la producción del óxido nítrico por el endotelio de las arterias, una enzima que dilata los vasos sanguíneos, por lo que mejora la circulación y reduce la presión arterial”, comenta Ramón Estruch, presidente del Observatorio del Cacao y consultor senior del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínic de Barcelona. La misma Wageningen University presentaba hace poco otro trabajo que concluía que el cacao reducía la presión arterial, mejoraba la función vascular y mejoraba la resistencia a la insulina. Con todos estos beneficios, tal y como señala Estruch, el cacao se convierte en un “superalimento”. Más información: El chocolate puede mejorar la memoria ¿Por qué el chocolate negro es bueno para el corazón? Nuevos estudios demuestran los beneficios del chocolate...

Leer más »

La mala hidratación está relacionada con la obesidad

Creado El 15 julio, 2016 | 0 Comentarios

La mala hidratación está relacionada con la obesidad

Ejercicio regular, una dieta equilibrada… y mucha agua. Son las bases de unos hábitos que ayudan a alejarse de la obesidad, y lo confirma un estudio más. En este caso se trata de una investigación que ha realizado la Universidad de Michigan y, según el cual, existe una relación entre una inadecuada hidratación y un índice de masa corporal (IMC) elevado, así como con la obesidad. “La hidratación adecuada puede desempeñar un papel en el peso”, asegura Tammy Chang, de la Universidad que ha llevado a cabo el estudio. ¿Dónde se encuentra el problema? En que muchas personas obesas no se hidratan correctamente o creen que tienen hambre y en realidad tienen sed. ¿Y la solución? Para los investigadores, una educación para ayudar a identificar y diferenciar las señales de tener hambre y de tener sed. Para llegar a esta conclusión, se analizó una muestra de la Encuesta Nacional de Nutrición desde 2009 hasta 2012 y se comprobó que los adultos que estaban hidratados de manera inadecuada tenían un IMC más alto que los que estaban correctamente hidratados. Además, en este estudio también se hace hincapié en la necesidad de que los médicos sean conscientes de la importancia de una correcta hidratación, y que incluyan esta orientación en los tratamientos. “Las personas obesas tienen necesidades de agua más altas que los individuos no obesos”. Pero eso no es todo: una mala hidratación está relacionada con una peor salud mental, física y emocional, lo que puede afectar al desempeño en tareas que requieran una atención o memoria especial. Dolor de cabeza, cambios en el estado de ánimo, mala función renal… efectos todos ellos de no beber la correcta cantidad de agua. Más información: Beber más de un litro de agua al día mejora tu salud El consumo de bebidas azucaradas es un factor de riesgo de la diabetes No tomar líquidos durante más de 9 horas disminuye el...

Leer más »

La estimulación magnética transcraneal, ¿una vía para disminuir el impulso por comer?

Creado El 11 julio, 2016 | 0 Comentarios

La estimulación magnética transcraneal, ¿una vía para disminuir el impulso por comer?

Un estudio que ha realizado la Universidad de Milán abre una nueva vía de investigación para acabar con la obesidad: la estimulación magnética transcraneal (EMT). Se trata de un hallazgo preliminar que da pie a que se siga trabajando y estudiando sobre este tipo de terapia como una vía más para poner fin al sobrepeso y la obesidad. En el trabajo que se realizó desde la universidad italiana, se observó a 16 pacientes con obesidad durante 9 meses. Estos recibieron de manera repetitiva sesiones de estimulación magnética transcraneal y se observó que se ayudó a los pacientes con obesidad a disminuir el impulso por comer. Para realizar el estudio seleccionaron a 16 pacientes con un índice de masa corporal de 34 y los dividieron en tres grupos: el primero, de ocho pacientes, recibiría EMT de alta frecuencia, el segundo, con tres pacientes, EMT de baja frecuencia, y el último, con cinco personas, un tratamiento simulado. Durante las cinco semanas que duró el tratamiento, todos ellos fueron aconsejados por un nutricionista y un entrenador personal cada dos semanas. Estos fueron los resultados cinco semanas después: El grupo que recibió EMT de alta frecuencia perdió 4.5kg y sus deseos compulsivos de comida se redujeron un 34%. Después siguieron perdiendo peso y un mes después ya habían conseguido perder un 3.2% de su peso inicial. El grupo que siguió un tratamiento simulado, con un cambio en el estilo de vida como medida única, perdió un 1.8% de su peso. No es lo único: sólo los pacientes del grupo de estimulación magnética trasncraneal de alta frecuencia también vieron cómo se reducía la concentración plasmática de glucosa, colesterol y cortisol, así como un aumento de adrenalina. El profesor Livio Luzi de esta Universidad cuenta cómo se les ocurrió estudiar la relación entre estimulación magnética transcraneal y el tratamiento de la obesidad: “la idea surgió cuando en una presentación vio que los psiquiatras estaban utilizando esta técnica para los trastornos de adicción”. Además, se trata de una técnica que ya fue aprobada hace 7 años por Estados Unidos para tratar la depresión o por los organismos europeos para dejar de fumar. “La obesidad puede considerarse una adicción a la comida y la vía de recompensa es la misma que en otras adicciones”, aseguraba el investigador, que presentaba sus resultados en el Congreso de la Asociación Americana de Diabetes”. Eso sí, de momento no podemos hablar de un tratamiento ya demostrado, al menos por ahora. “Los datos preliminares son alentadores y tienen posibilidades de convertirse en una intervención muy efectiva, pero es muy importante que hagamos estudios de eficacia a los seis meses o incluso a más largo plazo, así como estudios de seguridad”. Más información: El CNIO desarrolla un fármaco contra la obesidad Desarrollan un medicamento contra la obesidad que actúa como comida imaginaria Un derivado del veneno de la anémona de mar, eficaz contra...

Leer más »

Consumir alimentos integrales ayuda a reducir la mortalidad

Creado El 5 julio, 2016 | 0 Comentarios

Consumir alimentos integrales ayuda a reducir la mortalidad

No se había realizado hasta ahora un estudio que relacionase la ingesta de alimentos integrales con la mortalidad. Hasta ahora. Acaba de publicarse un estudio que determina que las personas que consumen una gran cantidad de alimentos integrales son menos propensas que otros a morir a causa de una enfermedad cardiovascular o cáncer. Para llegar a esta conclusión, investigadores de Harvard T.H. Chan School of Public Health de Boston combinaron los resultados de 14 estudios sobre la ingesta de alimentos integrales y riesgo de muerte. En total, participaron 786.076 personas, entre las cuales murieron 97.867, casi 24.000 de enfermedad cardiovascular y más de 37.000 de cáncer. Se observó que las personas que comían más alimentos integrales tenían aproximadamente un 16% menos de riesgo de morir por cualquier causa respecto a los que no consumían tantos alimentos de este tipo. Además, tenían un 20% menos de probabilidades de morir de enfermedades cardiovasculares y más de un 10% menos de probabilidades de morir de cáncer. Media taza de arroz integral cocido, harina de avena, una rebanada de pan integral… Sólo con ingerir estas porciones (equivalentes a 16 gramos), se reduce un 9% el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular y un 5% el riesgo de sufrir un...

Leer más »