El consumo de proteínas vegetales reduce el riesgo de menopausia temprana

Creado El 29 junio, 2017 | 0 Comentarios

El consumo de proteínas vegetales reduce el riesgo de menopausia temprana

Desde Dieta Luzón defendemos una dieta equilibrada, con una importante presencia de los vegetales, fuente también de proteínas. Según un estudio realizado por la Universidad de Massachusetts y la Harvard T.H. Chan School of Public Health, estas proteínas vegetales podrían ser aún más interesantes en el caso de mujeres. La investigación apunta a que el consumo de proteínas vegetales podría reducir el riesgo de menopausia temprana, así como de las enfermedades que están asociadas a la misma. Es un hallazgo importante pues la menopausia temprana (cuando se produce antes de los 45 años) afecta a aproximadamente el 10% de las mujeres y está relacionada con un riesgo mayor de enfermedad cardiovascular, osteoporosis y deterioro cognitivo temprano. Los autores de la investigación creen que este es el primer estudio que evalúa cómo afecta la ingesta de proteína a la menopausia temprana. “Una mejor comprensión de cómo la ingesta diaria de proteína vegetal puede influir en la edad ovárica ayudaría a las mujeres a modificar su riesgo de inicio temprano de la menopausia y las condiciones de salud asociadas“, apunta el autor del trabajo, Maegan Boutot, que se ha publicado en American Journal of Epidemiology. Para llegar a esta conclusión se trabajó con 116.000 mujeres de entre 25 y 42 años y se analizó qué alimentos consumían. Se comprobó que aquellas mujeres que consumen un 6,5% de sus calorías diarias en forma de proteína vegetal contaban con un riesgo un 16% menor de sufrir menopausia temprana. Este dato podría equivaler a unas tres o cuatro porciones de alimentos vegetales, entre los que se incluyen los frutos...

Leer más »

El 30% de la población mundial padece problemas de salud relacionados con la obesidad y el sobrepeso

Creado El 29 junio, 2017 | 0 Comentarios

El 30% de la población mundial padece problemas de salud relacionados con la obesidad y el sobrepeso

La obesidad y el sobrepeso ya son un problema de salud. Según una investigación publicada en The New England Journal of Medicine, el 30% de la población mundial (lo que equivale a unos 2.200 millones de personas) tiene actualmente problemas de salud relacionados con la obesidad y el sobrepeso. Los problemas de peso provocan un aumento en el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes o varios tipos de cáncer. Este estudio se realizó en 195 países y un seguimiento durante 25 años (desde 1980 hasta 2015). Además, esta investigación incluye también análisis de otros estudios sobre los efectos del exceso de peso y qué posible relación puede existir entre un IMC elevado y algunos tipos de cáncer y leucemia. Según estos datos, casi el 40% de todas las muertes atribuidas a un peso excesivo en 2015 (unos 4 millones en total) fue de personas con un IMC entre 25 y 30, es decir, con sobrepeso pero sin llegar a ser obesas. Los problemas de sobrepeso y obesidad empiezan en personas cada vez más jóvenes, lo que puede traducirse en un aumento del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, hipertensión o enfermedad renal crónica. También se sabe que el exceso de peso es factor de riesgo en trastornos musculoesqueléticos y que existen suficientes evidencias como para pensar en la relación entre un alto IMC y cánceres como el de esófago, el de colon y recto hígado, páncreas, mama, útero, ovario, riñón, tiroides o leucemia. ¿Cómo actuar ante estos datos? Muchas son las organizaciones que reclaman que la obesidad empiece a tratarse y a considerarse una enfermedad, como por ejemplo la Asociación Médica Americana, la Asociación Médica de Canadá o la Federación Mundial para la Obesidad. Basta con pequeños cambios: abandonar los malos hábitos, la comida basura y las bebidas azucaradas, y empezar a apostar por una dieta sana, equilibrada y acompañada de ejercicio y hábitos...

Leer más »

El elevado consumo de suplementos de vitamina D, un peligro para la salud

Creado El 27 junio, 2017 | 0 Comentarios

El elevado consumo de suplementos de vitamina D, un peligro para la salud

  En los últimos 15 años, el consumo diario de suplementos de vitamina D ha crecido de manera exponencial entre los adultos estadounidenses. Si atendemos a datos de la Encuesta Nacional de Exámenes de Salud y Nutrición, se ha pasado de un 0,3% de adultos que consumían en 1999 al menos 1.000 unidades internacionales (UI) de vitamina D a un 18,2% en 2013. En 2014, “el 3% de la población superó el límite máximo tolerable de 4000 UI al día, y puede estar en riesgo de efectos adversos”, advierten algunos investigadores en un artículo publicado en Jama. Para realizar esta investigación, un equipo liderado por Mary R. Rooney, de la Universidad de Minnesota, tomaron datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición desde 1999 hasta 2014, con datos de 39.243 participantes con una media de edad de 46,6 años, que fueron informando de su uso de suplementos de vitamina D durante los últimos 30 días. Si bien la dosis recomendada para la vitamina D es de 600 UI por día para menores de 70 años y de 800 UI por día para los mayores, se comprobó que había un grupo en crecimiento que ingería diariamente 4000 UI. Los beneficios del consumo de vitamina D para la salud ósea son más que conocidos, sin embargo, una dosis diaria por encima de las 4000 UI puede tener efectos adversos, como la hipercalcemia. También puede aumentar el riesgo de caídas y fracturas, e incluso hay estudios que demuestran una asociación entre los altos niveles de 25-hidroxicivitamina D en sangre con cáncer de próstata, de páncreas y mortalidad por todas las causas. “Las tendencias en la suplementación con vitamina D, particularmente a dosis por encima del límite superior tolerable, tiene implicaciones clínicas y de salud pública importantes y complejas“, apuntan los autores de esta...

Leer más »

¿Puede la nutrición influir en los trastornos de ansiedad?

Creado El 20 junio, 2017 | 0 Comentarios

¿Puede la nutrición influir en los trastornos de ansiedad?

Sabemos que alimentación y salud van de la mano y que puede ser una excelente manera de evitar enfermedades y sentirnos más sanos. La Universidad de Columbia (de Nueva York) está trabajando en ciertas evidencias sobre la relación que existe entre la nutrición y los trastornos de ansiedad. De momento se trata de ciertas evidencias y no de un dogma, por lo que los científicos habrán de seguir investigando y buscando datos. En 2009, por ejemplo, se realizó un estudio en Escandinavia y se observó que el patrón dietético global sí puede estar relacionado con la ansiedad, ya que al aumentar el consumo de alimentos “occidentales” se observaba que se elevaba el riesgo de trastorno de ansiedad hasta en un 25-29%. También varios estudios han localizado evidencias de las ventajas de los probióticos en la ansiedad: uno realizado en 2011 apuntó a que los voluntarios tenían menos ansiedad tras 30 días con probióticos concretos de dos cepas de bacterias. Otra investigación de 2013, realizada por investigadores de la Universidad de California, Los Ángeles y Francia, encontró una influencia significativa de los alimentos fermentados en los circuitos del cerebro. Kéfir o yogur pueden alterar algunos de estos circuitos mediante los que procesamos los sentidos y las emociones somáticas. En 2015 se realizó otro estudio que concluía que aquellos individuos con mayor neuroticismo que comían más alimentos fermentados contaban con menos ansiedad. Para Drew Ramsey, profesor clínico auxiliar de psiquiatría en la Universidad de Columbia, “esto en conjunto parece indicar que los alimentos fermentados pueden ser algo a considerar para ofrecer a nuestros pacientes con ansiedad”. Asimismo, el Omega-3 es otro de los alimentos que guarda relación con la salud mental. En un trabajo científico de 2011, se comprobó que aquellos estudiantes de medicina que habían tomado un suplemento de omega-3 contaban con un nivel de ansiedad aproximadamente un 20% menor. Para Ramsey, también “las grasas omega-3 pueden tener un papel terapéutico que desempeñar”. El gluten y el azúcar también guardan relación con la ansiedad. El primero, por ejemplo, se observó en un estudio que siguió a 35 pacientes celíacos durante un año después de haber comenzado una dieta sin gluten. Al principio del estudio, el 72% de los participantes tenía niveles significativos de ansiedad. Un año después de haber dejado el gluten, ese dato pasó a ser del 25%. Eso sí, no mejoraron los síntomas depresivos, únicamente los relacionados con la ansiedad. Respecto al azúcar, solo contamos con un meta-análisis de 2002 que encontraba correlaciones significativas entre la hiperglucemia y la ansiedad. Para el profesor Ramsey, “la ansiedad es uno de nuestros síntomas favoritos para tratar con los alimentos, por varias razones. A menudo encontramos que nuestros pacientes con trastornos de pánico, por ejemplo, no están comiendo de una manera regulada. También existe mucha más ansiedad y pánico cuando los pacientes tienen hambre o no han tenido una dieta con...

Leer más »

La leche y los productos lácteos, alimentos reconocidos por la Comisión Europea

Creado El 13 junio, 2017 | 0 Comentarios

La leche y los productos lácteos, alimentos reconocidos por la Comisión Europea

La mala fama que la leche y los productos lácteos tienen en la sociedad propicia que sean muchos los consumidores que, sin intolerancias ni alergias, deciden apartarlos de sus dietas. Cada vez más evidencias científicas apuntan hacia los beneficios en la salud de estos productos. “La totalidad de las evidencias científicas disponibles muestran una neutra o inversa asociación entre consumo de productos lácteos e incidencia en hipertensión. Así, el consumo de proteínas y minerales lácteos, como el calcio, se asocian con la disminución del riesgo de hipertensión y enfermedad cardiovascular“. Así de tajante se ha mostrado Javier Fontecha, investigador científico del CIAL-CSIC durante la jornada que ha organizado la Federación Nacional de Industrias Lácteas (FeNIL) con motivo del Día Internacional del Lácteo. También el presidente de la Federación, Javier Rosa Manzano, ha apuntado a las propiedades nutricionales y saludables de la leche, lo que la convierte en fundamental en una dieta sana y equilibrada. A pesar de ello, Rosa Manzano advierte de la caída del consumo (más de un 2% menos en el consumo de leche en 2016) y señala que “ante estas cifras, FeNIL continúa asumiendo la responsabilidad de trabajar por la salud de la sociedad que, lamentablemente, no alcanza el consumo de lácteos recomendados en una dieta sana, equilibrada y completa“. Otro de los organismos que ha participado en esta jornada ha sido Euromilk (perteneciente a la Comisión Europea), cuya directora de Alimentación, Medio Ambiente y Salud, Hélène Simonin ha señalado que hay grupos de edad que no cumplen con las recomendaciones del consumo de lácteos, aunque por parte de la CE se reconozca la importancia del consumo de los mismos en una dieta equilibrada, ya que es la forma de aportar a nuestro cuerpo nutrientes en una buena cantidad y...

Leer más »