Bajo índice de masa corporal con alto porcentaje de grasa corporal se asocia a mayor mortalidad

Creado El 11 Marzo, 2016 | 0 Comentarios

fat_thin_

El Índice de Masa Corporal (IMC) ha sido durante años la forma de medir el sobrepeso. Sin embargo, un nuevo estudio realizado en la Universidad de Alberta (Canadá) destaca que el porcentaje de grasa corporal también influye y determina el grado de mortalidad tanto para hombres como para mujeres.

“El principal hallazgo fue que cuando IMC y porcentaje de grasa corporal se incluyeron en los mismos modelos totalmente ajustados, bajo índice de masa corporal y alto porcentaje de grasa corporal se asocian con un aumento de todas las causas de mortalidad”. Es decir: “la mortalidad aumentaba a medida que el IMC disminuía y crecía el porcentaje de grasa corporal”, explica Raj Padwal, autor de la investigación. Y continúa: “una mayor adiposidad puede tener un efecto perjudicial sobre la supervivencia y después del ajuste de porcentaje de grasa corporal, un IMC inferior puede estar igualmente asociado a un porcentaje de grasa corporal”.

Con este estudio, se pretende poner en valor que el índice de masa corporal es una medida imperfecta de la adiposidad porque no mide la grasa corporal. “Se deben utilizar mediciones de grasa corporal más sofisticados en estudios que examinan la relación entre adiposidad y mortalidad de manera que la relación pueda ser de mayor confianza y precisión”.

“Nuestros resultados ponen de relieve que el riesgo de mortalidad por todas las causas se incrementa con el aumento de la adiposidad y del IMC”.

Para la realización de la investigación se midió el IMC y el porcentaje de grasa corporal en 49476 mujeres y 4944 hombres con modelos que tenían en cuenta la relación entre IMC y porcentaje de grasa corporal individualmente y en combinación. En todos los casos, la conclusión era la misma: porcentaje más alto de grasa corporal se relacionaba con menor supervivencia. 

“Estos resultados también sugieren la importancia de utilizar medidas directas de la adiposidad en la construcción de los modelos de pronóstico o incluso exploratorios”, concluyen los autores.

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *