Para un corazón sano, frutas, verduras y aceite de oliva

Creado El 6 abril, 2017 | 0 Comentarios

Cada cierto tiempo una nueva dieta se pone de moda y promete a los que la siguen ser la alimentación perfecta para perder peso. Sin embargo, frente a todas estas modas, vuelve a demostrar un estudio que lo mejor para un corazón sano es el patrón alimentario ya conocido y que incluye frutas, verduras, aceite de oliva, granos enteros y legumbres.

Se trata de una investigación que ha reunido datos de más de una docena de estudios de nutrición y que se ha llevado a cabo en la división de cardiología en National Jewish Health en Denver. Su principal autor, Andrew Freeman, apunta que “hay una gran cantidad de información errónea sobre las modas de la nutrición, incluyendo las pastillas antioxidantes, los zumos y las dietas sin gluten. Sin embargo, hay una serie de patrones dietéticos que claramente han demostrado reducir el riesgo de muchas enfermedades crónicas, como es la enfermedad coronaria”.

Además, añade que “cada vez hay más consenso de que una dieta predominantemente basada en vegetales, con hincapié en verduras verdes, frondosas, granos enteros, legumbres y frutas es donde se ven las mejoras en un corazón sano”.

Hay alimentos de moda, como el aceite de coco, aunque no hay datos que demuestren que son saludables en un uso rutinario. Lo mismo con los suplementos antioxidantes, pues no hay evidencias de que estos ayuden a tener un corazón sano, y sí algunas evidencias de sus efectos perjudiciales para la salud.

En cuanto a los zumos, también comentan que pueden no ser tan buenos para el corazón como la propia fruta entera, aunque sí son una alternativa para aquellos que no consumen suficiente fruta o verdura. Otra moda es la de eliminar el gluten de la dieta, lo que no está demostrado que sea saludable sin una recomendación médica. Como mucho, señala Álvaro Hernáez, investigador del Instituto de Investigación Médica del Hospital del Mar de Barcelona, notan una mejoría en su salud porque cambian sus hábitos y llevan una vida más saludable.

Por otra parte, están las dietas que restringen demasiada comida, o las que se basan en la carne y que deben ser evitadas. “Todos nos beneficiamos de comer menos alimentos que provienen de animales, como jamón, carne, queso, mantequilla y carne de cerdo, y comer muchos más vegetales”, señala Samantha Heller, nutricionista del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York.

Para un corazón sano, una dieta equilibrada.

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *