Desayunar mal o no desayunar aumenta el riesgo de infarto

Creado El 26 octubre, 2015 | 0 Comentarios

desayuno

Siempre se ha dicho que la comida más importante del día es el desayuno. Además de para empezar el día con el estómago bien lleno (y por tanto con más energía y felicidad), desayunar adecuadamente también disminuye el riesgo de infarto.

Según un estudio que publica la Revista Española de Cardiología, el 42% de los pacientes ingresados por síndrome coronario agudo tenían un hábito incorrecto en el desayuno. Además, el 24,3% admitían no desayunar habitualmente. Ambos hábitos inadecuados van asociados a una mayor prevalencia de tabaquismo, más sedentarismo y síndrome coronario agudo. Estos pacientes que no desayunan o lo hacen de forma incorrecta tienen una alimentación más alejada de la dieta mediterránea: pican entre horas, consumen más grasas y menos pescado.

Los malos hábitos a la hora de desayunar están muy extendidos en nuestra población: diversos estudios ya han mostrado en más ocasiones que entre el 10 y el 18% de los españoles no desayuna.

¿Cómo tiene que ser el desayuno perfecto?

Un desayuno perfecto contiene sólidos y líquidos y está compuesto de los siguientes nutrientes:

  • Proteínas e hidratos de carbono de absorción rápida (pan, cereales, galletas integrales).
  • Lácteos (leche, café con leche, té o yogur)
  • Fibra (pan integral, cereales, frutas).

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *