La dieta mediterránea reduce el riesgo de degeneración macular por la edad

Creado El 2 noviembre, 2018 | 0 Comentarios

Un beneficio más de la Dieta Mediterránea, esta vez para nuestros ojos: el seguimiento de una dieta mediterránea reduce las posibilidades de desarrollar Degeneración Macular relacionada con la edad (DMAE). Es la conclusión de un trabajo que se ha presentado en la reunión anual de la Asociación para la Investigación en Visión y Oftalmología en Honolulu (Hawai).

La principal investigadora, la Dra. Benedicte MJ Merle de la Universidad de Burdeos (Francia), señala que “una mayor adherencia a la dieta mediterránea está asociada con un 39% menos de riesgo de desarrollar una DMAE avanzada”.

Para llegar a esta conclusión, el equipo de investigadores de la Dra. Merle trabajó con la base de datos del Consorcio EYE-RISK de Rotterdam, incluyendo a 4.446 participantes de 55 años o más y 550 de 73 años y más del estudio ALIENOR sobre la relación entre nutrición y enfermedad ocular. En total 117 participantes del estudio de Rotterdam y 38 del ALIENOR desarrollaron DMAE.

Los investigadores recopilaron información de la dieta de los sujetos al inicio del estudio a partir de unos cuestionarios en los que se preguntaba sobre la frecuencia de los alimentos y asignaron una puntuación entre 0 y 9 en función del consumo de frutas, verduras, cereales, legumbres, pescado, carne, productos lácteos y alcohol, también teniendo en cuenta la edad, el sexo, el grado de DMAE al inicio, ingesta total de energía, IMC, diabetes, hipercolesterolemia e hipertensión.

Se comprobó que aquellos que tenían una puntuación más alta (por hacer mayor seguimiento de la dieta mediterránea) tenían un menor riesgo de sufrir degeneración macular por la edad.

La experta Jessica D. Todd, instructora clínica y directora de programas del departamento de nutrición de la Georgia State University (Atlanta) ha señalado al respecto de esta investigación que “se ha demostrado que la dieta es un factor de riesgo importante en el desarrollo de la DMAE. La luteína y la zeaxantina (carotenoides que se encuentran ampliamente en los vegetales verdes, amarillos y rojos), así como los ácidos grasos poliinsaturados omega-3, presente en pescados grasos como el salmón, la caballa y las sardinas, son nutrientes clave que reducen el riesgo de desarrollo y avance de la degeneración macular por la edad”.

Además, Todd también apunta que “la dieta desempeña un papel en la prevención y el tratamiento de las enfermedades crónicas”. Por ello, “educar sobre cómo adherirse a un patrón de alimentación saludable, como la dieta mediterránea, podría afectar la salud del paciente a gran escala”.

Según la OMS, la DMAE es la tercera causa mundial de discapacidad visual y la principal causa de discapacidad visual en los países industrializados, y de ahí la importancia de la investigación sobre su prevención y progresión.

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *