Los frutos secos mejoran nuestro cerebro

Creado El 11 diciembre, 2017 | 0 Comentarios

Los frutos secos mejoran nuestro cerebro

Los beneficios de los frutos secos para nuestra salud siguen aumentando. La Loma Linda University Health de Estados Unidos ha realizado un estudio que demuestra que el consumo de frutos secos de manera habitual ayuda a fortalecer las frecuencias de ondas cerebrales relacionadas con la cognición, el aprendizaje y la memoria, además de otras funciones clave del cerebro. El investigador principal Lee Berk señala que “aunque se encontraron variaciones entre los seis tipos de frutos secos probados, todos ellos eran ricos en antioxidantes beneficiosos, con algunos frutos secos que contenían las mayores concentraciones de antioxidantes de todos”. Las pruebas las hicieron con almendras, anacardos, cacahuetes, pacanas, pistachos y nueces y mediante la realización de electroencefalogramas a los participantes para medir la fuerza de las señales de las ondas cerebrales. Así, observaron que los pistachos mejoran la respuesta de las ondas gamma, lo que ayuda a mejorar el procesamiento cognitivo, la memoria, el aprendizaje o el movimiento rápido de los ojos durante el sueño; también provocan una mayor respuesta ‘delta’, asociada al sueño profundo, inmunidad y curación natural.  ...

Leer más »

Más del 80% de la población consume menos zinc y vitamina E del recomendado

Creado El 5 diciembre, 2017 | 0 Comentarios

Más del 80% de la población consume menos zinc y vitamina E del recomendado

El estudio ANIBES ha publicado nuevos datos que ponen de manifiesto que el 83% de la población no cumple con las recomendaciones europeas de consumo de zinc, y el 80% no alcanza las recomendaciones de vitamina E. Lo mismo sucede con la ingesta de vitamina A y C: el 60% no llega a las recomendaciones diarias de vitamina A y el 56% al consumo de vitamina C. Ángel Gil, presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT) y principal investigador, señala que “este trabajo científico indica que un porcentaje significativo de la población española participante en el estudio científico ANIBES no cumple con las ingestas recomendadas de zinc, vitamina A y vitamina E; un porcentaje también importante de personas no cumple con las recomendaciones de vitamina C; y solo un bajo porcentaje de personas no cumple con las recomendaciones de selenio”. Se trata, sin duda, de datos preocupantes ya que zinc, selenio, las vitaminas A, E y C participan en las diferentes funciones relacionadas con el sistema de defensa antioxidante, importante para la prevención de enfermedades crónicas inflamatorias y cardiovasculares. “Para toda la muestra estudiada, el porcentaje de población que comunicó consumos inferiores al 80% de las recomendaciones diarias de ingesta, tanto españolas como europeas (EFSA), fue de un 92 y 83% respectivamente para el zinc, del 74 y 60% respectivamente para la vitamina A, y de un 80 y 80% respectivamente para la vitamina E“, completa Ángel Gil, que añade que “las principales fuentes de alimentación para el zinc fueron las carnes y derivados; para el selenio, los cereales y derivados; para la vitamina E los aceites y grasas; y para las vitaminas A y C las verduras y hortalizas”. De hecho, se observó que se producía una menor ingesta de zinc, selenio y vitamina E en el grupo de personas de entre 65 y 75 años, mientras que el consumo de carotenos y vitamina C sí aumentaban con la edad. En cuanto a los grupos por sexos, la ingesta de zinc, selenio y vitaminas A y E eran mayores en hombres que en mujeres; y el consumo de carotenos y vitamina C fue mayor en mujeres que en hombres. Principales fuentes de micronutrientes Las principales fuentes de zinc son las carnes y sus productos derivados, aunque cereales y derivados y leche y productos lácteos también son importantes para la ingesta de este micronutriente. En menor medida, también aportan zinc pescados y mariscos, verduras y hortalizas y precocinados. Respecto al selenio, el responsable de este trabajo apunta a que “únicamente el 15% y el 25% de la población había reportado ingestas por debajo del 80% de la ingesta diaria recomendada para España y Europa respectivamente”. Además, añade que “la mayor fuente de selenio en toda la población fue el grupo de cereales y derivados , con un mayor aporte para los adolescentes”. Verduras y hortalizas son la principal fuente...

Leer más »

Comer durante la noche aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes

Creado El 27 noviembre, 2017 | 0 Comentarios

Comer durante la noche aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes

  El ritmo circadiano, o ciclo de 24 horas del organismo, es el culpable de que comer durante la noche no sea una gran idea, ya que se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y de diabetes. Es lo que concluye una investigación de la Universidad Nacional Autónoma de México. Para llegar a esta conclusión, el equipo de científicos midió los niveles de triglicéridos en ratas y vieron que, tras alimentarlas con grasa al comienzo de su periodo de descanso, los niveles de esta fracción lipídica aumentaban de manera más radical que si este mismo alimento se les proporcionaba al inicio de su fase activa. Además, observaron que si eliminaban la parte del cerebro que controla el ciclo de 24 horas, ya no se producía ningún cambio en los niveles de grasa. Tener unos niveles de triglicéridos elevados puede derivar a sufrir enfermedades cardiovasculares y diabetes, por lo que este trabajo nos lleva a pensar que no debemos ignorar las señales del reloj biológico. “El hecho de que podamos ignorar nuestro reloj biológico es importante para la supervivencia; podemos decidir dormir durante el día cuando estamos extremadamente cansados o huimos del peligro durante la noche. Sin embargo, hacer esto con frecuencia (con turnos de trabajo, jet lag o quedarse despierto hasta altas horas de la noche) dañará nuestra salud a largo plazo, especialmente cuando comemos en momentos en los que deberíamos dormir”, señala Ruud Buijs, científico del Instituto Biomédico de la Universidad de México y autor del estudio....

Leer más »

Un cambio en el estilo de vida ayuda a impedir la diabetes

Creado El 7 noviembre, 2017 | 0 Comentarios

Un cambio en el estilo de vida ayuda a impedir la diabetes

  El estilo de vida es fundamental a la hora de evitar ciertas enfermedades, entre las que se encuentra la diabetes. Así lo afirma un meta-análisis realizado a partir de 43 estudios internacionales de adultos con prediabetes: tanto ciertos medicamentos como un cambio en el estilo de vida impidieron la aparición de esta enfermedad, sin bien el efecto solo se mantenía en aquellas personas que continuaron en un estilo de vida más saludable.  Así lo afirma la doctora Sonya How, de la Universidad Emory (Atlanta, Georgia): “La dieta con actividad física o pérdida de peso y medicamentos que sensibilizan a la insulina previenen la progresión a la diabetes en individuos en riesgo”. Los investigadores apuntan a la pérdida de peso como factor clave asociado a la reducción de la progresión de la diabetes. “En general, nuestros hallazgos sugieren que las intervenciones de modificación del estilo de vida son prometedoras a largo plazo estrategias de prevención de la diabetes”, añaden los científicos. Tanto la intervención asociada a la medicación como la que implicaba un cambio en el estilo de vida estaban relacionadas con un 36-39% menos de riesgo de desarrollar diabetes. Sin embargo, esta reducción de riesgo solo se mantenía en el cambio de estilo de vida, no al suspender la medicación. Sí hay un factor común para reducir el riesgo de diabetes: la pérdida de peso. La mejor estrategia, apuntan los expertos, es una combinada de dieta y actividad física, que consigue reducir el riesgo en un...

Leer más »

Una intervención nutricional ayuda a estabilizar el Alzheimer

Creado El 7 noviembre, 2017 | 0 Comentarios

Una intervención nutricional ayuda a estabilizar el Alzheimer

La alimentación puede ser una gran ayuda en el caso de las personas con Alzheimer. Una investigación realizada por el Consorcio Europeo LipiDiDiet señala que realizar una intervención nutricional específica puede ayudar positivamente a que se estabilice el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. Aunque no se observó una mejora en los test neuropsicológicos, sí se comprobó que consumir un envase diario de un alimento con fines médicos ayuda a que se produzca una estabilización significativa del rendimiento cognitivo y funcional cotidiano, y además una disminución en el adelgazamiento del cerebro en aquellas personas que sufren la enfermedad de Alzheimer en fase prodrómica o predemencia. Para llegar a esta conclusión ofrecieron una combinación específica de ácidos grasos esenciales (omega-3), colina, monofosfato de uridina, fosfolípidos, vitaminas del grupo B y antioxidantes, entre otros nutrientes. La investigación forma parte de un proyecto que cuenta con financiación de la Unión Europea y con 311 pacientes de cuatro países. Aunque no se consiguió una mejora en los test que se realizaron, sí se observó que se habían conseguido mejoras en los objetivos secundarios. Por ejemplo, se había producido un 45% menos de empeoramiento en el el Clinical Dementia Rating-Sum of Box (CDR-SB), una medida que sigue la progresión de la enfermedad en base a tareas de la vida diaria. También se comprobó que se había producido una menor atrofia cerebral, con una diferencia del 26% en el hipocampo y un 16% en el volumen ventricular. El coordinador del proyecto, Tobias Hartmann, de la Universidad Saarland (Alemania) señala que “si bien esta intervención nutricional no es una cura para el Alzheimer, muestra de manera efectiva que cuanto más temprano se intervenga en el proceso de la enfermedad, mayor será el beneficio para el paciente. Es importante destacar que la reducción de la atrofia en el cerebro del paciente indica que el beneficio se extiende más allá de los efectos sintomáticos, algo nunca logrado anteriormente”. Otra de las participantes, Hilkka Soininen, profesora de Neurología de la Universidad de Finlandia Oriental, en Finlandia, opina que los resultados del estudio “son extremadamente valiosos en la medida en que nos acercan a comprender el impacto de las intervenciones nutricionales en la enfermedad de Alzheimer en fase prodrómica, la cual hoy podemos diagnosticar mejor, pero somos incapaces de tratarla debido a la carencia de opciones farmacéuticas aprobadas. El estudio LipiDiDiet indica que esta intervención nutricional puede ayudar a conservar el tejido cerebral, la memoria y la capacidad de los pacientes para la realización de tareas cotidianas, que posiblemente constituyen los aspectos más preocupantes de la...

Leer más »