Desarrollan un fármaco para generar la beneficiosa grasa marrón

Creado El 27 Enero, 2017 | 0 Comentarios

Adelgazar

En alguna ocasión hemos hablado de la grasa marrón, la encargada de quemar energía. Un grupo de científicos del Gladstone Institute of Cardiovascular Disease de San Francisco han localizado un fármaco que puede generar esta grasa marrón, y ya ha sido aprobado por la agencia del medicamento estadounidense. De momento sólo se ha probado en ratones y se ha observado que aquellos que fueron tratados con dicho medicamento contaban con más grasa marrón, así como metabolismos más rápidos y menor aumento de peso corporal, incluso aunque la dieta que consumiesen fuese alta en calorías.

Según los investigadores, con el aumento de grasa marrón gracias a este fármaco (que utiliza la técnica de la reprogramación celular) puede haberse localizado una nueva forma de combatir la obesidad y la diabetes tipo II.

Cómo funciona la grasa marrón

Esta grasa parda es distinta a la blanca, más conocida de manera común. La blanca almacena energía; la marrón ayuda al cuerpo a quemarla a través del calor.

Al nacer, todos los bebés nacen con una pequeña cantidad de grasa marrón que va desapareciendo en su mayor parte según van creciendo. En el caso de los adultos, es mayor en aquellas personas con menor grasa corporal. Es más, si se aumenta la grasa marrón aunque sea únicamente 50 gramos ya es significativo de cara a la pérdida de entre 5 y 9 kilos en un año.

La investigación

El grupo de investigadores consiguió convertir las células precursoras de músculo y células de grasa blanca en células de grasa marrón a través de la reprogramación celular. Tras probar con 20.000 productos químicos, finalmente dieron con bexaroteno (Bex), un medicamento anticancerígeno, que se dirige a una proteína con la que no se había hecho pruebas y no se había probado si estaba relacionada con la generación de grasa marrón, tal y como se publica en Cell Reports.

Los científicos alimentaron a un grupo de ratones con una dieta alta en calorías: la mitad de ellos recibieron Bex y la otra mitad no. Tras este periodo, se observó que los que sí recibieron el fármaco tuvieron más grasa marrón, habían quemado más calorías, tenían menos grasa corporal y habían ganado menos peso que el otro grupo, que también había recibido la misma dieta pero no el fármaco.

“Introducir la grasa marrón es un nuevo enfoque emocionante para tratar la obesidad y las enfermedades metabólicas asociadas, como la diabetes”, apunta Baoming Nie, primer autor del estudio. Y continúa: “Todas los fármacos actuales para bajar de peso controlan el apetito y no hay nada en el mercado que apunte al gasto energético. Si podemos crear reservas adicionales de grasa marrón y aumentar su función en el cuerpo, podríamos quemar más fácilmente la energía almacenada en forma de grasa blanca”.

¿Cuál es el siguiente paso? “Hay varios efectos secundarios potenciales que pueden surgir. Nuestra próxima tarea es desarrollar un fármaco más seguro y específico que sólo afecte a los genes implicados en la formación de grasa marrón”.

Más información

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *