Comer frutos secos a diario ayuda a prevenir la obesidad

Creado El 19 noviembre, 2018 | 0 Comentarios

Los frutos secos, al contrario de lo que se piensa de manera generalizada, pueden ayudar a prevenir la obesidad, según dos estudios que se van a presentar en la Reunión Anual de la Asociación Americana del Corazón, que tendrá lugar en Chicago.

El primer estudio trataba de buscar una relación entre el consumo de nueces y cacahuetes (aunque éstos, en realidad, son legumbres oleaginosas, no frutos secos) a largo plazo y la variación del peso. Para ello, trabajaron durante varios años con datos de un total de 126.190 participantes de tres estudios: el Estudio de seguimiento de Profesionales de la Salud, el estudio de Salud de las Enfermeras y el Estudio de las Enfermeras II. Los cuestionarios de estos estudios se realizaban cada cuatro años en cada uno de estos estudios.

Se observó que el consumo diario de una ración de nueces o cacahuetes estaba relacionado con menor riesgo de obesidad en un intervalo de cuatro años. También la sustitución de una ración de alimentos con bajo valor nutricional por una de frutos secos determinaba menor aumento de peso en un plazo de cuatro años.

El principal autor de esta investigación, Xiaoran Liu (Departamento de Nutrición de la Facultad de Salud Pública de Harvard), señala que “la población tiende a considerar los frutos secos como alimentos ricos en grasas y calorías y no los consideran snacks saludables, pero lo cierto es que se asocian con una menor ganancia de peso”. Explica que incluir “una ración de nueces en la dieta para sustituir alimentos menos saludables podría ayudar a prevenir la ganancia de peso gradual y reducir el riesgo de patologías cardiovasculares”.

El segundo estudio, realizado en la Universidad de San Diego y dirigido por Mee Young Hong, comparó la sensación de saciedad y la respuesta de glucosa e insulina con 36 gramos de pretzels (galletas saladas) o 20 gramos de nueces de Brasil (cantidades equivalentes desde el punto de vista calórico) como un alimento más de la dieta. Se observó que ambos snacks aumentaban la sensación de saciedad, aunque ésta era mayor en el caso de los frutos secos. Las nueces estabilizaron la glucosa y la insulina postprandial (tras su ingesta), lo que podría ser beneficioso para prevenir la diabetes y la ganancia de peso. No así los pretzels, que generaron un incremento  de la glucosa en sangre y la insulina al cabo de 40 minutos de haberlos ingerido.

Ambos estudios apuntan a los frutos secos en cantidades moderadas como una excelente opción como snack entre horas.

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *