La depresión lleva a la obesidad, y viceversa

Creado El 15 Marzo, 2016 | 0 Comentarios

2644-man-depression-hoodie

¿Son la obesidad y la depresión dos caras de la misma moneda? Esta es la pregunta que se planteaban en el XXIV Curso de Actualización en Psiquiatría que se ha celebrado en Vitoria-Gasteiz. La conclusión es, según Miquel Roca, presidente de la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental, que “la depresión lleva a la obesidad y la obesidad lleva a la depresión. Ambas situaciones pueden darse de forma simultánea”.

Además, el doctor ha señalado que “la obesidad aumenta el riesgo de sufrir depresión un 55% y la depresión incrementa el riesgo de ser obeso en un 58%”. Y añade: “estas dos enfermedades guardan una estrecha relación, dos enfermedades que suponen un gran problema sanitario en sociedades avanzadas dadas sus altas tasas de prevalencia y los elevados costes sanitarios asociados”.

“Los pacientes deprimidos suelen descuidar su estilo de vida, y por tanto no siguen ningún tipo de dieta ni realizan actividad física. Esto provoca un aumento de peso y entran en un círculo difícil en el que ambas enfermedades se retroalimentan. Para tratar esta comorbilidad de patologías los tratamientos han de dispersarse a la vez y de forma coordinada”.

¿Qué pueden hacer los profesionales ante esta situación? “Se debe animar al paciente a llevar un estilo de vida saludable para prevenir la asociación entre depresión y obesidad. Seguir el estilo de la dieta mediterránea, que disminuye el consumo de carnes e hidratos de carbono en beneficio de más alimentos vegetales y grasas monoinsaturadas, aumentar la actividad física a diario, cuidar el sueño, tener una óptima red de apoyo social, y realizar intervenciones psicoeducativas para mejorar la adherencia a un estilo de vida saludable son acciones que podrían reducir y prevenir la aparición de nuevos casos de depresión y obesidad”.

Existen determinados factores comunes que predisponen al individuo a sufrir ambas enfermedades, como “genéticos, sociales, psicológicos y otras enfermedades como diabetes o patologías cardiovasculares”: Pero hay más en lo que el dr. Miquel Roca incide: “un factor presente a destacar entre la relación obesidad-depresión es el denominado síndrome metabólico, que es la combinación de factores de riesgo cardiovascular como obesidad abdominal, diabetes, niveles elevados de triglicéridos y presión arterial alta”. Por eso, podría decirse que “algunos subtipos depresivos pueden ser considerados enfermedades sistémicas, medidas por procesos metabólicos”.

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *