La mala hidratación está relacionada con la obesidad

Creado El 15 julio, 2016 | 0 Comentarios

agua-obesidad

Ejercicio regular, una dieta equilibrada… y mucha agua. Son las bases de unos hábitos que ayudan a alejarse de la obesidad, y lo confirma un estudio más. En este caso se trata de una investigación que ha realizado la Universidad de Michigan y, según el cual, existe una relación entre una inadecuada hidratación y un índice de masa corporal (IMC) elevado, así como con la obesidad.

“La hidratación adecuada puede desempeñar un papel en el peso”, asegura Tammy Chang, de la Universidad que ha llevado a cabo el estudio. ¿Dónde se encuentra el problema? En que muchas personas obesas no se hidratan correctamente o creen que tienen hambre y en realidad tienen sed. ¿Y la solución? Para los investigadores, una educación para ayudar a identificar y diferenciar las señales de tener hambre y de tener sed.

Para llegar a esta conclusión, se analizó una muestra de la Encuesta Nacional de Nutrición desde 2009 hasta 2012 y se comprobó que los adultos que estaban hidratados de manera inadecuada tenían un IMC más alto que los que estaban correctamente hidratados.

Además, en este estudio también se hace hincapié en la necesidad de que los médicos sean conscientes de la importancia de una correcta hidratación, y que incluyan esta orientación en los tratamientos. “Las personas obesas tienen necesidades de agua más altas que los individuos no obesos”.

Pero eso no es todo: una mala hidratación está relacionada con una peor salud mental, física y emocional, lo que puede afectar al desempeño en tareas que requieran una atención o memoria especial. Dolor de cabeza, cambios en el estado de ánimo, mala función renal… efectos todos ellos de no beber la correcta cantidad de agua.

Más información:

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *