El marisco y los moluscos acortan el plazo para conseguir un embarazo

Creado El 8 junio, 2018 | 0 Comentarios

La fama de alimento afrodisíaco de las ostras no parece estar muy alejada de la realidad. Un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard ha concluido que, después de una año, el 92% de las parejas con una dieta rica en marisco y moluscos concibe antes frente al 79% de éxito de las parejas cuya dieta tiene un contenido menor en pescado y marisco.

Estudios previos ya habían apuntado a que una ingesta alta de marisco podría mejorar la cantidad y calidad del esperma, reducir el riesgo de ciclos anovulatorios y favorecer la implantación y el desarrollo embrionario.

“Observamos una asociación positiva entre la ingesta de marisco y la frecuencia de relaciones sexuales, lo que respalda la creencia popular acerca de las propiedades afrodisíacas del marisco”, señalan los autores.

Este estudio se ha llevado a cabo durante un año con 501 parejas que planeaban el embarazo dentro un estudio prospectivo llamado LIFE (Investigación Longitudinal de la Fertilidad y el Medio Ambiente, por sus siglas en inglés). El artículo se ha publicado online en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism el 23 de mayo pasado.

Cuando ambos miembros de la pareja comen marisco el mismo día,  aumenta un 39% las posibilidades de tener relaciones sexuales respecto a aquellas parejas que no lo consumen. Además, también se ha observado que en las parejas que toman ocho o más porciones de pescado o marisco al mes, la tasa de fecundidad es un 61% más alta que en aquellas que solo lo consumen una vez o ninguna. Según este trabajo, para conseguir este beneficio, el consumo debe ser de unas 14-16 porciones de marisco al mes.

“Nuestros resultados enfatizan la importancia no solo de la dieta femenina, sino también de la masculina al mismo tiempo para el embarazo y sugiere que ambas partes deberían incorporar más marisco y moluscos en sus dietas para obtener el máximo beneficio de fertilidad”.

El marisco es la principal fuente de ácidos grasos omega-3 de cadena larga marina, lo que se relaciona con los marcadores de fecundidad, tanto en hombres como en mujeres.

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *