Más riesgo de cáncer en aquellas personas que ganan mucho peso de adultos

Creado El 17 noviembre, 2016 | 0 Comentarios

horizontal-162952_1280

Aquellas personas que ganan gran cantidad de peso durante la edad adulta, tanto que cambian a otra categoría dentro del índice de masa corporal (IMC), cuentan con mucho más riesgo de sufrir algún cáncer relacionado con la obesidad, según un estudio que se ha realizado en la Universidad de Manchester.

“Esta investigación demuestra lo importante que es observar el aumento de peso sobre la vida de una persona para tener más claro el riesgo de cáncer en comparación con la evaluación del IMC de una persona en un solo punto”, señala Hannah Lennon, la principal investigadora. Para Karen Kennedy, directora del Instituto Nacional de Investigación del Cáncer, durante cuya conferencia se presentó este trabajo, añade: “este estudio proporciona una comprensión más profunda de las consecuencias para la salud causadas por la epidemia de la obesidad. Ayuda a pintar el cuadro de cómo el riesgo de cáncer se podría acumular con el tiempo y podría proporcionar a los profesionales de la salud un medio para evaluar el riesgo de un individuo”.

En el caso de los hombres, aquellos que pasaron de encontrarse en un peso normal a tener sobrepeso tuvieron un riesgo 50% mayor de desarrollar cáncer relacionado con la obesidad en comparación con aquellos que se mantuvieron con un peso saludable. En el caso de las mujeres, aquellas que pasaron de peso normal a obesidad tenían un 17% de riesgo más de sufrir cáncer relacionado con la obesidad.

Para realizar el estudio, los investigadores analizaron datos de aproximadamente 300.000 individuos de una cohorte estadounidense (117.500 hombres y 111.500 mujeres) y observaron cómo cambiaba el IMC desde los 18 hasta los 65 años. En el caso de los hombres, se observó que un 68% sufrió un moderado incremento de peso, un 32% un marcado aumento y un 3,4% un fuerte incremento. En el caso de las mujeres, el 32% se mantuvo estable, el 41% experimentó un incremento moderado, el 21% un marcado aumento y un 3,5% un fuerte aumento.

“Somos muy conscientes de que hay una fuerte asociación entre la obesidad y los cánceres relacionados con la obesidad, pero esta relación se ha establecido observando el IMC de un individuo en un único punto”, en vez de observar cómo varía, apunta Lennon, que realiza la comparación con el tabaco: igual que existe una asociación entre el riesgo de desarrollar un cáncer con fumar, la hay con el tiempo que un individuo fuma y cuánto fuma.

“Estamos tratando de argumentar que el IMC en un solo punto nos da una especie de medida de lo expuesto que está un individuo a la obesidad, pero estamos más interesados en cómo evoluciona tu IMC”.

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *