Menú equilibrado para Navidad

Creado El 10 Diciembre, 2014 | 0 Comentarios

navidad1

¿Sabes qué comer en estas fechas tan señaladas para no dejar de lado la dieta? Te ofrecemos un menú equilibrado para Navidad sano y sabroso:

Desayuno

Café o Té con leche

35 g de pan blanco o integral

40 g de queso de Burgos

40 g de pechuga de pavo cocida

Media mañana

Zumo de naranja o una pieza de fruta

Comida

-Consomé desgrasado con jerez

Se elabora un caldo con puerro, apio y zanahoria, huesos de caña y rodilla, un trozo de panceta, un caparazón de gallina y un trozo de aguja de añojo. Se hierve durante una hora y se deja enfriar la noche anterior hasta que se solidifique la grasa, que se retira totalmente. Después se cuela y se añade un chorreón de un buen jerez. Si no tenemos tiempo de prepararlo, siempre podremos comprar un buen caldo ya preparado de tetrabrick y añadirle el jerez.

Ensalada de aguacate piña y gambas

Por comensal:

50 g de aguacate

100 g de piña

50 g de lechugas variadas

100 g de gambas peladas (o langostinos o carabineros)

Una cucharada de aceite con zumo de lima y eneldo.

– Pavo asado con patatitas y guisantes

El pavo se tiene desde el día anterior macerando con una copa de cognac bueno, naranja y manzana picadas, sal, pimienta y 25 g de mantequilla, todo ello mezclado e introducido en el interior del pavo. Periódicamente se le da la vuelta para que la maceración vaya impregnando todo el pavo. Se mete al horno a 220 grados durante dos horas, dándole la vuelta en el horno a mitad de cocción y rociándolo a partir de la primera media hora con caldo (podemos usar el del consomé) para que no se seque. La última media hora se añaden las patatitas ya peladas y se cubre con papel de aluminio.

Los guisantes se hacen aparte con cebolla picada y dorada en un poco de mantequilla, a la que se agregan los guisantes y caldo, dejando cocer lentamente hasta que estén hechos.

Postre

Como la ensalada ya lleva fruta, se puede tomar directamente algún dulce navideño. Para los no golosos, una frambuesas sería una excelente opción.

Cena

Omitimos la media tarde porque un día así la comida siempre es superior en contenido a lo necesario, pero ¡qué caramba!, en un día tan señalado, alguna transgresión dietética hay que hacer y, de lo que se trata, es de que la totalidad del día tenga un balance correcto.

Cena

Dependiendo del apetito que tengamos, podemos optar por algún plato de hoja verde elaborado con una cucharadita de aceite (acelgas o espinacas rehogadas con ajo o cebolla) o unas judías verdes o una sopa juliana. Y fruta ácida (mandarina, kiwi, piña, frambuesas, fresón).

Otra opción adecuada puede ser tomar una macedonia de fruta en la que predominen frutas ácidas con un yogur natural desnatado o requesón.

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *