Obesidad es también exceso de músculo

Creado El 22 Abril, 2016 | 0 Comentarios

La Universidad de Granada ha publicado un estudio que nos hace cambiar el concepto de obesidad con el que hemos contado hasta ahora, ya que ahora lo define como exceso de peso corporal para una altura dada, lo que incluye tanto el músculo como la grasa, que hasta ahora era el único elemento que se valoraba.

Se trata de un estudio para el que han contado con los datos del estudio ACLS (Aerobics Center Longitudinal Study) del Instituto Cooper de Texas, recogidos desde los años 70 hasta ahora, con más de 60.000 participantes. A estos se les realizó un seguimiento durante 15 años de promedio para valorar cómo factores como la obesidad influyen en el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular.

La novedad radica en que la investigación, a diferencia de la mayoría de trabajos en este sentido, evalúa no sólo el peso y la talla de los participantes (es decir, los datos que dan lugar al IMC), sino que también la cantidad de grasa y músculo. “El IMC recibe al mismo tiempo muchas y muy fuertes críticas, por su falta de capacidad para discriminar si un alto peso corporal se debe a que la persona tiene mucha grasa, mucho músculo o ambos. Muchos autores proponen que se debería usar el porcentaje de grasa en lugar del IMC, sobre todo cuando se estudie en relación con la enfermedad cardiovascular”, explica el coordinador del estudio, Francisco B. Ortega, de la UGR.

El estudio planteaba si realmente una medida precisa de la grasa corporal sería un método de predicción más potente de la mortalidad por causa cardiovascular que el simple, rápido y barato método del IMC. El resultado fue lo que realmente sorprendió al equipo investigador: el IMC predecía de manera más potente el riesgo futuro de morir por enfermedad cardiovascular que la medida exacta de la grasa corporal.

“Nosotros nos planteamos que una hipótesis posible sería que no solo grandes cantidades de grasa se asocien con mayor riesgo, sino quizás también grandes cantidades de músculo o masa no grasa“, apunta Ortega.

Hay que añadir que, en cualquier caso, si se piensa, a mayor masa corporal, es necesaria una mayor cantidad de músculo para soportar el peso, con lo que, lógicamente, un aumento de grasa lleva parejo un aumento de masa muscular.

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *