Aceite de pescado, ejercicio y vitamina K para reducir el dolor provocado por la artrosis

Creado El 18 mayo, 2018 | 0 Comentarios

La artrosis es una enfermedad extendida el todo el mundo que sufre un 18% de las mujeres y un 9,6% de los hombres. Según un estudio realizado por la Universidad de Surrey (Reino Unido), publicado en Rheumatology, Volume 57, Issue suppl_4, 1 May 2018, Pages iv61–iv74., un solo gramo de aceite de pescado puede ayudar a reducir el dolor que provoca esta enfermedad.

Los científicos han trabajado con datos de 68 estudios previos que muestran que tomar un suplemento de una dosis baja de aceite de pescado (cápsulas, por ejemplo) podrían ayudar a reducir el dolor de los pacientes con artrosis y a mejorar su salud cardiovascular. El aceite de pescado favorece la disminución de la inflamación de las articulaciones, contribuyendo a mitigar el dolor.

Se observó también que otra forma de paliar el dolor en pacientes con artrosis y con sobrepeso u obesos era la reducción de peso y la realización de ejercicio adaptado. Esto es debido a que la obesidad aumenta la tensión en las articulaciones y puede causar una inflamación de bajo grado en el cuerpo, lo que hace que la afección se agrave aún más.

La vitamina K también puede ser otro elemento alimenticio útil para mejorar la calidad de vida de los pacientes con artrosis. Esta vitamina, presente en la col rizada, la espinaca o el perejil, es imprescindible en una alimentación equilibrada, ya que un consumo inadecuado de la misma afecta negativamente al crecimiento y la reparación ósea.

Este es un argumento más para asumir la importancia de una buena dieta y la práctica regular de ejercicio.

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *