Cinco consejos para llevar una vida saludable en 2019

Creado El 15 enero, 2019 | 0 Comentarios

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha querido colaborar en los propósitos de Año Nuevo de tantas y tantas personas y ha lanzado una serie de recomendaciones para ayudarnos a llevar una vida saludable más larga.

Comer variado

No existe alimento que contenga todos los nutrientes que el cuerpo humano necesita, por lo que una dieta perfecta es aquella que contiene gran variedad de alimentos frescos y nutritivos.

  • La OMS recomienda incluir en la dieta diaria alimentos como el trigo, el maíz, el arroz y las patatas, así como legumbres y mucha fruta fresca y verduras y alimentos de origen animal (carne, pescado, huevo, leche).
  • Además, elegir alimentos integrales sin procesar puede ayudarnos a sentirnos mejor ya que son ricos en fibra, lo que consigue que nos sintamos satisfechos durante más tiempo.
  • Escoger carnes magras o recortar la grasa.
  • Cocinar al vapor o hervir en lugar de freír.
  • Elegir verduras crudas, frutos secos sin sal o frutas frescas para los tentempiés en sustitución de alimentos con alto contenido de azúcares y sal.

Reducir la sal

Consumir altas cantidades de sal puede aumentar la tensión arterial, lo que supone un factor de riesgo importante para las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares. La recomendación dentro de una vida saludable es ingerir 5 gramos de sal al día, pero el promedio de consumo es del doble o más. Por ello, la OMS ofrece los siguientes consejos:

  • Utilizar la sal con moderación y reducir las salsas y condimentos salados.
  • Elegir verduras, frutos secos o frutas enlatados o secos sin sal ni azúcares agregados.
  • Leer las etiquetas de los alimentos para seleccionar productos con menos contenido de sodio.

Limitar el consumo de ciertas grasas y aceites

Nuestro organismo necesita la grasa en nuestra dieta, pero hay que saber seleccionar qué tipo de grasa y en qué cantidad la ingerimos. Aquellas que son producidas industrialmente (llamadas grasas trans) son las más peligrosas para la salud, y su consumo aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca en un 30%. Estos son los consejos de la OMS para reducir la grasa menos saludable de nuestra dieta:

  • Reemplazar la mantequilla o la manteca por otros aceites más saludables.
  • Consumir carnes blancas como la de pollo o pescado, que son más bajas en grasa.
  • Leer etiquetas para evitar aquellos alimentos que contienen grasas trans.

Disminuir el consumo de azúcar

El consumo habitual de azúcar supera, y en mucho, lo recomendado por instituciones como la Organización Mundial de la Salud, y esto aumenta el riesgo de problemas de salud crónicos y graves.

  • Se trata de uno de los ingredientes más ocultos en los alimentos procesados, por lo que limitar el consumo de dulces y bebidas azucaradas y procesadas ayuda a reducir notablemente la ingesta de azúcar.
  • No dar alimentos azucarados a los niños menores de dos años y limitarlos en los más mayores.

Reducir el alcohol

En cuanto al alcohol, la OMS es tajante: “el alcohol no es parte de una dieta saludable”. Además, advierte que “beber demasiado o con demasiada frecuencia aumenta el riesgo inmediato de lesión, además de causar efectos a largo plazo como daño hepático, cáncer, enfermedad cardíaca y enfermedad mental”. En este caso, el consejo es único y claro: no consumir alcohol.

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *