Más del 80% de la población consume menos zinc y vitamina E del recomendado

Creado El 5 diciembre, 2017 | 0 Comentarios

El estudio ANIBES ha publicado nuevos datos que ponen de manifiesto que el 83% de la población no cumple con las recomendaciones europeas de consumo de zinc, y el 80% no alcanza las recomendaciones de vitamina E. Lo mismo sucede con la ingesta de vitamina A y C: el 60% no llega a las recomendaciones diarias de vitamina A y el 56% al consumo de vitamina C.

Ángel Gil, presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT) y principal investigador, señala que “este trabajo científico indica que un porcentaje significativo de la población española participante en el estudio científico ANIBES no cumple con las ingestas recomendadas de zinc, vitamina A y vitamina E; un porcentaje también importante de personas no cumple con las recomendaciones de vitamina C; y solo un bajo porcentaje de personas no cumple con las recomendaciones de selenio”.

Se trata, sin duda, de datos preocupantes ya que zinc, selenio, las vitaminas A, E y C participan en las diferentes funciones relacionadas con el sistema de defensa antioxidante, importante para la prevención de enfermedades crónicas inflamatorias y cardiovasculares.

“Para toda la muestra estudiada, el porcentaje de población que comunicó consumos inferiores al 80% de las recomendaciones diarias de ingesta, tanto españolas como europeas (EFSA), fue de un 92 y 83% respectivamente para el zinc, del 74 y 60% respectivamente para la vitamina A, y de un 80 y 80% respectivamente para la vitamina E“, completa Ángel Gil, que añade que “las principales fuentes de alimentación para el zinc fueron las carnes y derivados; para el selenio, los cereales y derivados; para la vitamina E los aceites y grasas; y para las vitaminas A y C las verduras y hortalizas”.

De hecho, se observó que se producía una menor ingesta de zinc, selenio y vitamina E en el grupo de personas de entre 65 y 75 años, mientras que el consumo de carotenos y vitamina C sí aumentaban con la edad. En cuanto a los grupos por sexos, la ingesta de zinc, selenio y vitaminas A y E eran mayores en hombres que en mujeres; y el consumo de carotenos y vitamina C fue mayor en mujeres que en hombres.

Principales fuentes de micronutrientes

Las principales fuentes de zinc son las carnes y sus productos derivados, aunque cereales y derivados y leche y productos lácteos también son importantes para la ingesta de este micronutriente. En menor medida, también aportan zinc pescados y mariscos, verduras y hortalizas y precocinados.

Respecto al selenio, el responsable de este trabajo apunta a que “únicamente el 15% y el 25% de la población había reportado ingestas por debajo del 80% de la ingesta diaria recomendada para España y Europa respectivamente”. Además, añade que “la mayor fuente de selenio en toda la población fue el grupo de cereales y derivados , con un mayor aporte para los adolescentes”.

Verduras y hortalizas son la principal fuente de vitamina A para toda la población, especialmente en grupos de edad más avanzada. Leche y productos lácteos, huevos y frutas también suponen un aporte, aunque en menor medida.

También verduras, hortalizas y frutas son el principal aporte de vitamina C. Leche, productos lácteos y bebidas sin alcohol también ayudan a cubrir estas necesidades.

Por último, en lo que respecta a vitamina E, ANIBES muestra que el 80% de la población adulta no consume suficiente este micronutriente. Gil señala que “el grupo de alimentos y bebidas compuesto por el aceite y las grasas fue el principal contribuyente a la ingesta de vitamina E, seguido por las verduras y hortalizas, los pescados y mariscos y las frutas”.

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *