La dieta mediterránea reduce el riesgo de degeneración macular por la edad

Creado El 2 noviembre, 2018 | 0 Comentarios

La dieta mediterránea reduce el riesgo de degeneración macular por la edad

Un beneficio más de la Dieta Mediterránea, esta vez para nuestros ojos: el seguimiento de una dieta mediterránea reduce las posibilidades de desarrollar Degeneración Macular relacionada con la edad (DMAE). Es la conclusión de un trabajo que se ha presentado en la reunión anual de la Asociación para la Investigación en Visión y Oftalmología en Honolulu (Hawai). La principal investigadora, la Dra. Benedicte MJ Merle de la Universidad de Burdeos (Francia), señala que “una mayor adherencia a la dieta mediterránea está asociada con un 39% menos de riesgo de desarrollar una DMAE avanzada”. Para llegar a esta conclusión, el equipo de investigadores de la Dra. Merle trabajó con la base de datos del Consorcio EYE-RISK de Rotterdam, incluyendo a 4.446 participantes de 55 años o más y 550 de 73 años y más del estudio ALIENOR sobre la relación entre nutrición y enfermedad ocular. En total 117 participantes del estudio de Rotterdam y 38 del ALIENOR desarrollaron DMAE. Los investigadores recopilaron información de la dieta de los sujetos al inicio del estudio a partir de unos cuestionarios en los que se preguntaba sobre la frecuencia de los alimentos y asignaron una puntuación entre 0 y 9 en función del consumo de frutas, verduras, cereales, legumbres, pescado, carne, productos lácteos y alcohol, también teniendo en cuenta la edad, el sexo, el grado de DMAE al inicio, ingesta total de energía, IMC, diabetes, hipercolesterolemia e hipertensión. Se comprobó que aquellos que tenían una puntuación más alta (por hacer mayor seguimiento de la dieta mediterránea) tenían un menor riesgo de sufrir degeneración macular por la edad. La experta Jessica D. Todd, instructora clínica y directora de programas del departamento de nutrición de la Georgia State University (Atlanta) ha señalado al respecto de esta investigación que “se ha demostrado que la dieta es un factor de riesgo importante en el desarrollo de la DMAE. La luteína y la zeaxantina (carotenoides que se encuentran ampliamente en los vegetales verdes, amarillos y rojos), así como los ácidos grasos poliinsaturados omega-3, presente en pescados grasos como el salmón, la caballa y las sardinas, son nutrientes clave que reducen el riesgo de desarrollo y avance de la degeneración macular por la edad”. Además, Todd también apunta que “la dieta desempeña un papel en la prevención y el tratamiento de las enfermedades crónicas”. Por ello, “educar sobre cómo adherirse a un patrón de alimentación saludable, como la dieta mediterránea, podría afectar la salud del paciente a gran escala”. Según la OMS, la DMAE es la tercera causa mundial de discapacidad visual y la principal causa de discapacidad visual en los países industrializados, y de ahí la importancia de la investigación sobre su prevención y...

Leer más »

La dieta mediterránea se asocia con menor riesgo de depresión

Creado El 3 octubre, 2018 | 0 Comentarios

La dieta mediterránea se asocia con menor riesgo de depresión

El llevar una dieta saludable, concretamente, la Dieta Mediterránea con un elevado consumos de alimentos vegetales, y evitar ingerir alimentos procesados azucarados (que promueven la inflamación) se asocia con un menor riesgo de sufrir depresión, tal y como confirma un estudio realizado por la University College (Reino Unido). Este equipo, tras revisar  41 estudios publicados en lengua inglesa en los que se buscaba determinar la relación entre dieta y salud mental,  concluyen que se dispone de más datos que confirman que llevar una dieta saludable no sólo mejora la salud física, sino también la mental. Los trabajos que han revisado son exclusivamente los llevados a cabo con población sana, no fumadores, no inactivos físicamente y sin sobrepeso u obesidad. Camille Lassale, directora del estudio afirma que la Dieta mediterránea proporciona la evidencia más consistente del impacto de la dieta en la depresión, además de ser la más estudiada. Esta dieta aporta un gran número de alimentos con efecto antiinflamatorio, como los huevos, grasa de pescado, frutas, vegetales, legumbres, frutos secos y aceite de oliva. La comida procesada rica en grasas trans, grasas saturadas y azúcares refinados tiene un elevado efecto proinflamatorio. Comparando ambos tipos de dieta, se puede afirmar que hay una relación inversa entre la depresión y la dieta antiinflamatoria. A mayor adherencia a este tipo de dieta, menor índice de depresión. Las posibles razones de esta relación serían que una dieta con alto contenido vegetal aporta fibra, vitaminas del grupo B y polifenoles que podrían tener un impacto directo sobre la estructura y función del cerebro, así como sobre los neurotransmisores. Por otro lado, muchos alimentos incluidos en la dieta mediterránea son ricos en ácidos grasos poliinsaturados omega-3 que, además de ser antiinflamatorios, también reducen el estrés oxidativo y “pueden tener efectos directos sobre la plasticidad de las células cerebrales”. Otra posibilidad es que afecte positivamente al eje microbiota-intestino-cerebro, modulando la relación entre las bacterias intestinales y el cerebro. En definitiva, el análisis de todos estos estudios abre el camino para desarrollar ensayos clínicos encaminados a establecer una dieta saludable que contribuya a prevenir...

Leer más »

La dieta mediterránea mejora la calidad del sueño en adultos mayores de 65 años

Creado El 25 septiembre, 2018 | 0 Comentarios

La dieta mediterránea mejora la calidad del sueño en adultos mayores de 65 años

Seguir una dieta mediterránea puede ayudar a mejorar la calidad del sueño en adultos entre los 65 y 75 años de edad, según una investigación realizada por la Universidad de Harokopio (Atenas, Grecia) llevada a cabo en más de 1600 adultos y publicado published online  el 5 de Septiembre en Geriatrics and Gerontology International La autora principal de este estudio, Mary Yannakoulia, profesora asociada de nutrición y comportamiento alimentario en el Departamento de Nutrición y Dietética de la Facultad de Ciencias de la Salud y Educación de la Universidad de Harokopio, apunta que los hallazgos del presente estudio muestran que la calidad del sueño, más que la duración del mismo, se asocia positivamente con la adherencia a la dieta mediterránea en una gran muestra de adultos de 65 años o más. Hasta ahora se ha asociado la adherencia a un patrón dietético de tipo mediterráneo con múltiples efectos beneficiosos en las personas mayores, incluyendo la prevención del deterioro cognitivo. Este trabajo apunta a que también sería bueno para los hábitos de sueño de los adultos mayores. Esta investigación se ha hecho con un enfoque tanto de la dieta en su conjunto como del estado cognitivo de los participantes, Para ello, contaron con participantes del estudio longitudinal helénico de investigación del envejecimiento y la dieta, diseñado para estimar la incidencia del deterioro cognitivo, el Alzheimer y otros tipos de demencia en la población griega. En total, contaron con 1639 participantes que proporcionaron información sobre su dieta del mes anterior y patrones de sueño. Se dividió a los participantes en tres grupos en función de la adherencia a la dieta mediterránea. Se observó que aquellos con menor seguimiento de la dieta mediterránea tenían una peor calidad del sueño respecto a aquellas personas con una adherencia media y alta a este tipo de dieta. Además, se observó que no había diferencias entre hombres y mujeres pero sí con la edad. En participantes mayores de 75 años, la adherencia a la dieta mediterránea no tenía ningún efecto sobre la calidad del sueño. Aunque este estudio no puede establecer las relaciones causales, sí que sirve para “establecer hipótesis para futuras investigaciones”. Una de las posibilidades sería que la mala calidad del sueño está relacionada con niveles altos de inflamación y oxidación y este tipo de dieta tiene un alto contenido en sustancias antiinflamatorias y antioxidantes. Por otra parte, hay alimentos en el patrón dietético mediterráneo, como las aceitunas, algunos pescados o frutas de temporada, que son una buena fuente de melatonina, una neurohormona que modula los ritmos circadianos, lo que contribuye a mejorar la calidad del...

Leer más »

Dieta vegetariana o dieta mediterránea: ¿Cuál es mejor para adelgazar y reducir el riesgo cardiovascular?

Creado El 2 marzo, 2018 | 0 Comentarios

Dieta vegetariana o dieta mediterránea: ¿Cuál es mejor para adelgazar y reducir el riesgo cardiovascular?

¿Qué dieta es mejor para adelgazar y para reducir el riesgo cardiovascular: la vegetariana o la mediterránea? Eso es lo que se ha preguntado un grupo de investigadores que ha llevado a cabo durante tres meses un estudio que concluye que seguir una dieta lacto-ovo-vegetariana baja en calorías o una mediterránea también baja en calorías, ambas son beneficiosas para bajar peso y reducir el riesgo cardiovascular. Para llegar a esta conclusión, el equipo del doctor Francesco Sofi, de la Universidad de Florencia, llevó a cabo un estudio con 118 participantes de edad media de 51 años, la media del peso era de 81 kg y el IMC promedio de 31. Los participantes en el estudio siguieron una dieta lacto-ovo-vegetariana o una dieta mediterránea durante tres meses. En todos los casos recibieron consejo nutricional para seguir un patrón de alimentación u otro. Además, todos comieron la misma cantidad de cereales, frutas, verduras, patatas, dulces y aceite de oliva, aunque, en el caso de la vegetariana añadieron más legumbres, frutos secos, semillas de lino, aguacate (para compensar el déficit de ácidos grasos esenciales provenientes del pescado), huevos y productos lácteos. El número de calorías era similar en ambas dietas, así como la proporción de nutrientes (50-55% de glúcidos, 25-35% de grasas y 15-20% de proteínas). Tres meses después de comenzar con esta dieta, se observó que los participantes habían perdido una media de 1,88 kilos los que seguían una dieta vegetariana y 1,77 kg  los que seguían la mediterránea. La pérdida de masa grasa fue similar en ambos casos. En cuanto al riesgo cardiovascular, el 44% del total de los participantes que llevó a cabo la dieta lacto-ovo-vegetariana mejoró su riesgo cardiovascular, bien por haber disminuido el Colesterol total, el Colesterol LDL, los Triglicéridos, o por haber reducido el IMC. De los que siguieron la dieta mediterránea, el 34% del total del grupo mejoró su riesgo cardiovascular. La dieta vegetariana, por ser baja en colesterol, grasa y ácidos grasos saturados ayuda a tener unas tasas más bajas de colesterol y la mediterránea ayuda a reducir los niveles de triglicéridos. Esta investigación demuestra que si una persona “desea seguir una dieta vegetariana puede obtener un efecto beneficioso como con la dieta mediterránea. Lo más importante es pedir asesoramiento e instrucción a un nutricionista experto para evitar posibles deficiencias, como, por ejemplo, de vitamina B12”, afirma el doctor Sofi. Lo importante no es tanto centrar el debate en si carne sí o no, sino centrarse más en el resto de los nutrientes. Una dieta saludable debe ser rica en vegetales, frutas, cereales integrales, legumbres, frutos secos,  y baja en cereales refinados, comidas procesadas con azúcares añadidos, grasas saturadas y sodio. Debe ser sostenible y...

Leer más »

La dieta mediterránea reduce el riesgo de TDAH

Creado El 21 febrero, 2017 | 0 Comentarios

La dieta mediterránea reduce el riesgo de TDAH

De las innumerables ventajas de la dieta mediterránea no nos cansaremos de hablar, y la comunidad científica no para de darnos motivos para ello. Ahora un estudio conjunto realizado por la Universitat de Barcelona y el Hospital Sant Joan de Déu ha encontrado una posible relación entre los patrones de alimentación de la dieta mediterránea y un menor diagnóstico del TDAH (trastorno de déficit de atención e hiperactividad). Este trabajo, que se ha publicado en la revista Pediatrics, “no establece una relación causa-efecto entre patrones alimentarios y TDAH, pero puede contribuir a concretar unas estrategias dietéticas específicas que mejoren la calidad de vida tanto de los afectados como de sus familias”. Además, se trata del primer estudio que se centra en relacionar la dieta mediterránea y el TDAH en niños y adolescentes. El TDAH es uno de los trastornos psiquiátricos más comunes en la primera infancia y adolescencia, y de hecho este cuadro de origen neurobiológico afecta a casi el 3,4% de los niños y adolescentes de todo el mundo. En total, se ha trabajado con una muestra total de 120 niños y adolescentes, la mitad con TDAH y el resto un grupo de control. La investigación sugiere que algunos hábitos alimentarios inadecuados pueden tener un papel en el desarrollo de este trastorno, aunque también se incide en que hay que hacer nuevas investigaciones para establecer esta relación de causalidad. Es más, los investigadores aclaran que no se sabe si el hecho de tener este trastorno les lleva a comer un exceso de grasas y azúcares para equilibrar la impulsividad o la angustia emocional, o si es al revés, y la alimentación inadecuada provoca este trastorno. Lo que sí está claro es que la alimentación influye y se convierte en un “círculo vicioso”: los niños con TDAH se alimentan incorrectamente por su impulsividad y, de esa manera, no se nutren correctamente, lo que provoca que se empeoren los...

Leer más »