El consumo de ácidos grasos saturados y carbohidratos aumenta el riesgo de artrosis

Creado El 5 Mayo, 2017 | 0 Comentarios

Un equipo de investigadores de la autraliana Queensland University of Technology ha encontrado que un alto consumo de ácidos grasos saturados y de carbohidratos puede provocar una debilitación del cartílago de las articulaciones y un aumento del riesgo de artrosis, sobre todo en cadera y rodilla. Se trata del primer trabajo que encuentra una relación entre artrosis y consumo de ácidos grasos, los más comunes de la dieta.

“Nuestros hallazgos sugieren que no es el desgaste sino la dieta la que tiene mucho que ver con la aparición de la artrosis“, apunta el director del estudio que se ha publicado en Scientific Reports, el profesor Yin Xiao.

Para llegar a esta conclusión, los científicos observaron los efectos en las articulaciones de las dietas ricas en carbohidratos y en ácidos grasos saturados (mantequilla, aceite de coco, o de palma, grasa animal). Con que la dieta ya se componga en un 20% de carbohidratos sencillos y grasas saturadas, ya es suficiente para provocar cambios en la rodilla.

Yin Xiao lo explica así: “los depósitos de ácidos grasos saturados en el cartílago cambian su metabolismo y lo debilitan, haciéndolo más propenso a dañarse, lo que a su vez provoca dolor artrósico por la pérdida del efecto amortiguador del cartílago”.

“Probamos una variedad de grasas saturadas y encontramos que el uso a largo plazo de grasa animal, mantequilla y aceite de palma podría debilitar el cartílago“, cuenta otro de los autores del estudio Sunder Sekar, y apunta que cuando se reemplaza la grasa de la carne en la dieta con el ácido láurico o dodecanoico, compuestos del aceite de coco, se observó un menor deterioro del cartílago y del síndrome metabólico, lo que sugiere que puede tener un efecto protector.

 

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *