Frutas y verduras crudas para mejorar la salud mental

Creado El 26 abril, 2018 | 0 Comentarios

 

La fruta y la verdura han de ser elementos básicos en nuestra alimentación habitual, ya que, además de ayudar a nuestro bienestar, posiblemente también mejoran nuestra salud mental, según un estudio realizado por el Departamento de Psicología de la Universidad de Otago (Dunedin, Nueva Zelanda) y publicado online el 10 de abril en Frontiers in Psychology. 

“Nuestra investigación ha puesto de relieve que las frutas y verduras en su estado ‘no modificado’ se asocian más con una mejor salud mental en comparación con las frutas y verduras cocidas / enlatadas / procesadas”, explica el autor principal Tamlin Conner.

Para llegar a esta conclusión, se hizo una encuesta a 422 adultos de entre 18 y 25 años residentes en Nueva Zelanda y en Estados Unidos. Los propios investigadores explican que contrastaron frutas crudas y verduras crudas con alimentos más procesados ​​(cocidos, congelados, enlatados o enlatados, como grupo) con el fin de investigar los beneficios de las frutas y verduras en un estado no modificado (crudo), en comparación con las que se han sometido a una nivel de procesamiento que puede causar cambios en la calidad y cantidad de nutrientes.

 Midieron seis aspectos de la salud mental negativos y positivos: síntomas depresivos, ansiedad, estado de ánimo negativo, estado de ánimo positivo, satisfacción con la vida y prosperidad.

Se observó que las verduras crudas estaban asociadas positivamente con la mayoría de variables de salud mental positiva: menos síntomas depresivos, estado de ánimo positivo más alto, satisfacción con la vida… Además, también se relacionaba con un estado de ánimo negativo reducido.

Los 10 principales alimentos crudos que se relacionaban con una mejor salud mental fueron zanahorias; plátanos; manzanas; verdes de hoja verde, como la espinaca; pomelo; lechuga; frutas cítricas; moras frescas; pepino; y kiwi.

Para el investigador, que cocinemos y procesemos las frutas y verduras “probablemente limita la disponibilidad de nutrientes que son esenciales para un funcionamiento emocional óptimo”.

Aunque los resultados no son definitivos y deberían dar pie a realizar una investigación más en profundidad, los investigadores creen que es un primer acercamiento para animar al consumo de verdura, independientemente de si éstas son crudas o procesadas. Es más, estas últimas “pueden ser más accesibles, asequibles y prácticas para algunas personas. Dada la baja tasa de consumo de verduras en la población, es importante promover el mensaje de que el consumo de frutas y verduras, crudo o procesado, es mejor que ninguno”.

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *