Introducir alimentos más pronto en el lactante puede prevenir las alergias

Creado El 1 Junio, 2015 | 0 Comentarios

Las alergias son un problema que está aumentado de forma progresiva en la población mundial. Cada vez somos más los que pensamos que, una de las causas nada desdeñable, es la excesiva asepsia en la que se mantiene a nuestros bebés, privándoles de la posibilidad de ir generando una inmunidad a los posibles alérgenos a los que deberían enfrentarse.

La Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergia y Asma Pediátrica (SEICAP) ha celebrado su XXXIX Congreso en el que se ha concluido que para prevenir el desarrollo de alergias conviene adelantar la introducción de ciertos alimentos en los niños, al contrario de la tendencia habitual de los últimos años.

Este adelanto puede ser beneficioso debido a que el niño entre los 4 y 8 meses de edad posee una “mayor plasticidad inmunológica”,  siendo el periodo donde se desarrolla la tolerancia alimentaria.

De hecho, el 50% de los expertos señala que, introducir desde el nacimiento una fórmula adaptada de leche de vaca, como suplemento de la leche materna para el lactante con riesgo, permite desarrollar tolerancia y no presentar una de las formas de alergia a la proteína de la leche de vaca mediada por Inmunoglobulina E.  Ya hay bastantes especialistas que consideran que ésta sería una actitud realista, aunque nunca debe sustituir ni interferir con la lactancia materna.

Según datos del Grupo de Trabajo de Alergia Alimentaria de SEICAP, cada seis minutos se produce una reacción anafiláctica en el mundo por alergia alimentaria. En España, la prevalencia se sitúa en torno al 7,5% y, en la población infantil, entre un 4 y un 8%. El coordinador de dicho grupo de trabajo, Luis Echeverría, afirma que el incremento de estas alergias hace necesario tomar medidas adecuadas para la prevención de estas enfermedades y ver las posibilidades existentes para modificar los factores ambientales que influyan en las mismas. En ninguno de los casos se ha demostrado que retrasar la introducción de alimentos sirva para prevenir la alergia. Al contrario, parece que su incorporación precoz puede favorecer la tolerancia.

En esta misma dirección,  un estudio inglés, publicado en The New England Journal of Medicine, demostró que la introducción precoz de cacahuete antes de los 11 meses en la alimentación del lactante con alto riesgo de alergia alimentaria, consigue reducir en más del 80% la probabilidad de tener una alergia al cacahuete a los 5 años, si se  compara con  la incorporación de este alimento a partir de los 3 años.

Por otra parte, una revisión de estudios, publicada en European Journal of Pediatrics, demostró que, para prevenir la alergia, no es recomendable ni la evitación ni el retraso de la introducción de alimentos sólidos más allá de los 4 ó 6 meses. En principio, lo único que hay que tener en cuenta antes de introducir sólidos o semisólidos al lactante es que tenga la coordinación motora y neurológica para no atragantarse. Fisiológicamente, se debe comenzar a masticar cuando se tiene dientes.

Con el objetivo de aunar conocimientos y experiencias y respaldar el uso de este método, el Grupo de Trabajo de Alergia Alimentaria de la SEICAP ha elaborado una Guía de Inducción de Tolerancia Oral a Alimentos.

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *