El consumo de leche y queso se asocia a disminución del riesgo de cáncer colorrectal

Creado El 10 julio, 2019 | 0 Comentarios

Investigadores del Ciber de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (Ciberobn), de la Unidad de Nutrición Humana de la Universidad Rovira i Virgili y el IISPV han llevado a cabo una revisión sistemática y un metanálisis de la literatura relativa a estudios epidemiológicos relativos a la asociación entre consumo de lácteos y el riesgo de cáncer colorrectal. Este estudio se ha publicado en Advances in Nutrition y llevado a cabo por la investigadora predoctoral Laura Barrubés y dirigido por la investigadora Nancy Babio y el catedrático Jordi Salas.

Tras revisar 29 artículos que incluyen más de 22.000 casos de cáncer colorrectal, han podido concluir que un consumo más elevado de lácteos se asocia a una disminución del 20% del riesgo de desarrollar cáncer colorrectal respecto de un consumo bajo.

En el caso de la leche desnatada, un consumo alto se asoció a una reducción del 18% de riesgo de desarrollar este tipo de cáncer en cualquier de sus localizaciones anatómicas: colon y recto.

En cuanto al queso, se asocia con una reducción del cáncer de colon proximal

Respecto al consumo de otros tipos de lácteos, como el yogur o la leche fermentada, no se pudo apreciar ningún efecto favorable o adverso sobre este tipo de cáncer. Tampoco se observó que los lácteos con un mayor contenido en grasa, como la leche o el yogur entero, se asociaran con un incremento del riesgo de cáncer colorrectal.

Como posibles responsables de este efecto protector se sugiere el calcio, que podría ejercer mediante diferentes mecanismos una acción antitumoral. Además, otros componentes presentes en los lácteos como el ácido butírico, la lactoferrina, el ácido linoleico conjugado y la vitamina D también podrían tener un efecto protector.

Los responsables del estudio concluyen que, si bien estos resultados muestran que la leche desnatada se asocia a un menor riesgo de cáncer colorrectal, los resultados no muestran un riesgo derivado del consumo de lácteos enteros. Por lo tanto, no hay motivo para desaconsejarlos. Aunque habrá que realizar más estudios al respecto, a la vista de los beneficios observados por el consumo de los lácteos, parecería razonable promover el consumo de leche.

 

Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *